sábado, 3 de octubre de 2009

LOS JUEGOS INFANTILES


Son los niños quienes han mostrado una gran capacidad para mantener vigentes sus juegos, rondas, cantos infantiles, es así como hoy en día aún se sigue escuchando conceptos como "peine de cristal" que seguro fue un utensilio de belleza muy usado en la antiguedad, historias de reyes y princesas juegos como el hilo de oro están presente a través de las expresiones infantiles.
Citaremos un reportaje que escribió Ana Luisa Caviedes en el número 26 de nuestra Revista el Arado sobre este tema.

LOS JUEGOS INFANTILES
El origen de los juegos infantiles se pierde en los albores de la humanidad. No podemos precisar en qué momento de su historia el hombre comenzó a jugar, pero sin duda, muchos de los juegos que perduran hasta hoy y casi sin haber sufrido transformaciones, tiene miles de años.

El juego de la ronda por ejemplo, es una representación astrológica. La forma y movimiento circular nos hace imaginar el universo, los niños que participan en ella representan a los astros, mientras el niño o niña que queda situado en el centro representando al sol o a la luna, respectivamente.

¿Quién no ha jugado alguna vez al pillarse?. Esta conocida entretención tiene su origen, probablemente en la Edad Media, época en la cual existía el derecho de asilo en las iglesias y que permitía a un criminal o prófugo perseguido por la fuerza pública buscar protección al interior de un templo clamando: "a iglesia me llamo" y no podía ser apresado ni sacado del lugar sin una autorización de la autoridad eclesiástica. Así, en este juego el niño perseguido grita "capilla, capilla" y queda momentáneamente libre de la persecución para tomarse un respiro, pero pronto debe terminar al descanso y reiniciar la huida.

El tradicional volantín que cada septiembre tiene su apogeo durante la celebración de nuestras Fiestas Patrias y que entusiasma a niños y adultos tiene también una antigua data. Algunos autores señalan su origen oriental y atribuyen su invención al general chino Han-Sin, que vivió en el siglo II A.C. y que al parecer fue el primero en utilizar el vuelo de una cometa para anunciar la llegada de refuerzos a una plaza sitiada doscientos años antes de Cristo. Las cometas cumplieron funciones de correo entre los pueblos en guerra. Originarias de China son las enormes cometas que miden de 10 a 15 metros de largo y pesan hasta media tonelada.

Otro de los juegos que gozaba de gran popularidad es el trompo, Según los antropólogos, este formó parte de un instrumento similar al de uso actual, que se utilizaba para hacer fuego mediante el juego simi-rotatorio, de un eje vertical que frotaba en una madera horizontal. Trompos hechos de barro fueron encontrados en el curso de excavaciones realizadas en Troya y otros han sido descubierto entre las ruinas de Pompeya.

Así, otros tantos juegos simples y baratos de tan remoto origen poco a poco han sido reemplazados por entretenciones sofisticadas y caras, que poco a nada tienen que ver con nuestra cultura. Las nuevas generaciones de niños y jóvenes de nuestra sociedad moderna e individualista se encuentran sumidos en la soledad y la incomunicación. Absortos frente a la pantalla de un televisor, computador o Nintendo, intentan eliminar o matar al mayor número de virtuales enemigos. Reciben la violencia de los aparentemente inocentes dibujos animados como uan forma de vida absolutamente normal y válida. Es el predominio de la cultura de la desrucción aún en los mismos juegos.

Sin embargo la magia de los juegos de antaño no terminará, ya que estos encarnan ideales y sentimientos de solidaridad, compañerismo, compromiso y encuentro combinando a la vez tantos elementos como la vida misma, historia, amistad, belleza, ritmo, audacia, tensión, alegría y dolor.
Podemos diferenciar variados tipos de juegos. Aquellos practicados al aire libre, como el pillarse, saltar la cuerda, las rondas, los de pelotas, columpios, la gallina ciega, el trompo, el volantín, las bolitas, el paco-ladrón, la huaraca, la escondida, el caballito de bronce, tirar la cuerda, el palo ensebado, el luche, por mencionar los más comunes. Otros son los que estimulan la hablidad y destreza mental y ayudan a acortar las tardes invernales al calor del hogar, como los juegos de naipe, dominio, el ajedrés, el ludo, la dama y los datos.

JUEGOS DE RONDAS
"juguemos en el bosque" Los niños se toman de las manos formando un circulo y giran cantando. En centro, se ubica el niño que representa al lobo.


Juguemos en el bosque
mientras que el lobo no está
Juguemos en el bosque
mientras que el lobo no está
¿Lobo está?

La ronda se detiene y el lobo responde haciendo la mímica de lo que dice:
- Me estoy poniendo el chaleco.
Los niños vuelven a tomarse de las manos y continúan cantando y girando, mientras que el lobo responde:
- Me estoy poniendo el saco, o
- Me estoy poniendo los pantalones o
- Me estoy poniendo el sombrero.
El juego se altera cuando el lobo responde:
- Si, y salgo para comerlos.

Los niños salen corriendo en estampida a ponerse a salvo, mientras son perseguidos por el lobo.
Aquel que resulta alcanzado toma el lugar del lobo y se inicia el juego.

"Alicia va en el coche" Lo juegan sólo niñas en ronda o tomadas de a dos, desplazándose con las manos cruzadas cantando:
Alicia va en el coche, Carolín (bis)
A ver a su papá, Carolín cacao, leo lao (bis)
Que lindo pelo lleva, Carolín (bis)
Quien se lo peinará, Carolín cacao, leo lao
Se lo peina su tía Carolín (bis)
Con peine de cristal, Carolín cacao leo lao. (bis)

Este juego derivado de un vieo romance que se encuentra difundido en España, Argentina, Bolivia, Brasil, Cuba, Chile, Ecuador y Mexico, con cambios en su nombre y en su letra, pero de una raíz común.

"Pelota de goma" La pelota de mano se encuentra entre los juguetes y juegos más difundidos entre niñas y niños menores. Diversión que consiste en arroja una pelota de goma con una mano contra el suelo o contra la pared. Tomarla en la mano y sentir instintivamente el impulso de lanzarla al suelo para hacerla rebotar es un goce, una distracción.
Los niños juegan con ella en el patio de la casa o la escuela, en la calle, siendo el juego de los diez botes el más común, que consiste en arrojar la pelota contra la pared sin que toque el suelo, contando de la siguiente manera:

Mano abierta
Palmas juntas
Puños untos
Una mano empuñada
Por atrás
Aplaudir y botar
Palma abierta de abajo hacia arriba
de espalda a la muralla
Con la parte baja del puño
Dándose una vuelta completa.

"Saltar la cuerda" Juego que se lleva a cabo con una cuerda más o menos larga, que dos niñas toman de cada extremo y le dan vueltas mientras otras saltan por encima y bajo ella. Las jugadoras entran en el juego por un extremo, se sitúan en el centro y saltan de modo que la cuerda pase por debajo de sus pies y por encima de sus cabezas para salir por el extremos contrario. Al fallar alguna cambian su lugar para comenzar a dar vuelta la cuerda.

Existen varias maneras de jugar y siempre las niñas acompañan los movimientos con algunas letrillas, que muchas veces se han generado en los patios de los colegios. Se conocen varias formas de saltar, entre ellas la culebritas, llamada así porque se mueve el cordel haciéndolo ondular y ras de suelo y las niñas saltan por encima:
Bate, bate chocolate
con harina y con tomate
Bate, bate chocolate
la bandera de combate.

Los movimientos y las agachadas son acompañadas de cantos con indicaciones como estas:

Chascona, date una vuelta,
chascona, salta en un pié,
chascona toca el suelo
chascona sálete
Un dos tres
Pedro, Juan y José
Lima, limita limón
rosa clavel y botón
Sálete niña, que vas a perder
en la ronda del cordél
un, dos y tres.
Manzanita del Perú,
¿Cuántos años tienes tú?
Todavía no lo sé,
Un, dos, tres.

"Las bolitas" Este es el juego que más entusiasma a los niños y consiste en hacerlas correr y chocar entre sí. Con ellas se realizan variados juegos que reciben distintos nombres. Hachita y cuarta, al hoyo, los tres hoyitos, la capital, el pique, la picada, la rumita, al montón, al leoncito, el choclón, la ratonera. Bolitas las hay de barro, de piedra de cristal. Las de mayor tamaño; palomo es la bolita de mármol, la puntera es la que hace las quemas.

La ratonera se juega con una caja de zapato, a la cual se le practican pequeños agujeros semejantes a cuevas de ratones. Se realiza entre el dueño de la ratonera y el contrincante que deberá introducir el mayor número de bolitas dentro de la caja.

El choclón se juega abriendo en el suelo un agujero del tamaño de un puño y tirando para meter en él 4, 8 ó 16 bolitas suministradas por partes iguales entre dos jugadores. Si el que tira acierta a echar pares dentro del agujero, gana y recoge en consecuencia todas las bolitas, Si en el lance introduce impares gana el contrincante.

Existen diferentes formas para disparar las bolitas. Una consiste en poner la bolita sobre el índice e impulsarla con el pulgar; en otra, se deja sobre el suelo para que el lateral del pulgar dispare el golpe.

En el juego de las bolitas existen expresiones corrientes como:
Amallarse: Se amalla el ugador que deja de jugar después de haber ganado.
Cada uno tira para su raya: Cuando no se juega entre compañeros.
Chundir o chundido: Cuando se ha perdido todas las bolitas.
Hacha, hachazo, cabe, chorte, es el golpe que da una bolita a otra.

Para malear la puntería de un adversario o traerle infortunio, los niños chilenos realizan toda suerte de morisquetas y recitan fórmulas como estas:
Marullo para el diablo,
por aquí pasó Pilatos,
haciendo mil garabatos.

"El Paco- Ladrón": los niños se dividen en dos partidos el de los pacos y el de los ladrones, de modo que haya más ladrones que policías y nombrab dos capitanes que generalmente son los más corredores y lanceros, esto es los más ágiles paa quitar el cuerpo, ya por una agachada oportuna o un esquivamiento rápido.
El capitán de los ladrones, al empezar el juego grita "Adelante mi gente" En el acto su bando se dispersa a todo correr. Los pacos los persiguen y apenas capturan a uno, el apresado debe quedar inmóvil en el sitio con las manos arribas, lo libarará un compañero que le toque la mano gritando ¡Libre!. El juego termina con la captura de todos los ladrones.

1 comentario:

  1. ¡¡ Excelente tema !!, me recordó los juegos de niños en mi cuadra. El juego de "pelota de goma", en el barrio se llamaba "la del 10", nosotros jugabamos a todos los juegos: saltar al cordel, naciones, corre la guaraca,al chiclín y al choclón, la pelota envenenada, "escondía" de tarro, la payaya, etc. En las bolitas teníamos "los tiritos"(bolita favorita)y las mejores bolitas de "polca".
    Muy bonito articulo que nos recuerda cuando eramos niños.

    ResponderEliminar